29 de noviembre, 2016 Jornada de protesta en suspenso

Jornada de protesta en suspenso
Como es de público conocimiento, nuestra Universidad ha convocado, en el marco de la emergencia edilicia y presupuestaria por la que atravesamos, a una jornada de protesta el miércoles 30 de noviembre frente al Departamento de Artes Musicales y Sonoras.
Esta convocatoria fue producto de los reclamos que veníamos haciendo públicos y que no estaban siendo escuchados: la continuidad y finalización de todas las obras de infraestructura en los edificios propios y la consolidación en el presupuesto de los montos que garanticen el pago de los alquileres del resto de los edificios necesarios para el funcionamiento de la universidad. A esto sumamos dos reivindicaciones urgentes e impostergables: el envío de las partidas adeudadas del presupuesto 2016 y la continuidad de una obra injustificadamente suspendida por el gobierno nacional: la avanzada construcción del Auditorio de la UNA en el Departamento de Artes Musicales y Sonoras.

Hemos reiterado estos reclamos en distintos frentes. A las permanentes gestiones e intervenciones de la rectora Sandra Torlucci en espacios institucionales, en los medios, en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) junto a otros rectores y en el ámbito legislativo, se sumó la presencia de nuestra comunidad en actos, marchas y actividades de difusión para visibilizar la crítica situación y hacer oír la voz de la UNA.

Todas estas acciones, y la convocatoria a la jornada del miércoles, no fueron en vano: quienes desde los ámbitos gubernamentales tienen responsabilidad de decisión parecen, por fin, estar dando cuenta de su obligación de dar respuesta a nuestras más elementales necesidades. En este sentido, se han expresado a través de una comunicación telefónica de urgencia con la Rectora en la que se comprometieron a lo siguiente:

- La Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación y Deportes firmó, esta semana, la Resolución que destina a la UNA los $10.000.000 necesarios para subsanar la deuda que, en concepto de alquileres, la universidad mantiene con diversos propietarios privados (deuda contraída por el sistemático atraso en el envío de los fondos correspondientes al año en curso y el aumento de los costos de adecuación de algunos de los nuevos alquileres).

- Se firmó también la Resolución que dispone el envío de los $13.000.000 adeudados a la UNA correspondientes a los fondos 2016 del Contrato Programa que permitió el ingreso por concurso a la planta permanente de los nodocentes de la universidad.

- Las autoridades gubernamentales convocarán a una reunión entre la Rectora y el máximo responsable del organismo que regula la infraestructura universitaria con el fin de otorgar la autorización para que se reinicien las obras del Auditorio en el Departamento de Artes Musicales y Sonoras. Estas respuestas, conseguidas gracias al compromiso y la acción de toda la comunidad de la UNA, deben sin embargo transformarse en medidas concretas para que en los próximos días se resuelvan las situaciones urgentes.

Con el espíritu de posibilitar que estas medidas se adopten inmediatamente hemos decidido dejar en suspenso la realización de la jornada de protesta convocada para esta semana. Sin embargo, mantenemos el estado de alerta y la previsión del llamado a una nueva fecha de reclamo en caso de no concretarse en los próximos días lo anteriormente anunciado.

Ante la posibilidad de haber recuperado algunos de nuestros derechos adquiridos pero amenazados, y sin renunciar a los que todavía restan, seguimos unidos en esta obra colectiva por la defensa de la educación y la universidad pública.